El Lamborghini que puede autorrepararse

Lamborghini se han aliado con el Massachusetts Institute of Technology para desarrollar su última creación, un coche que puede autorrepararse: el Lamborghini Terzo Millenio.
Su nombre nos emplaza al año 3001, pero no habrá que esperar tanto tiempo para que veamos aplicadas a modelos de calle las tecnologías que propone. Se trata de un vehículo 100% eléctrico cuyo sistema de propulsión se basa en cuatro motores. Hasta ahí nada que no se haya presentado antes, pero el aspecto clave del Lamborghini Terzo Millenio se encuentra en su carrocería.
Dejando a un lado sus agresivas formas, lo importante es que está hecha de fibra de carbono, pero no de la manera habitual: está formada por nanotubos ultrarresistentes que mejoran su rigidez y ayudan a aligerar peso, y además dejan espacio para el elemento clave como unas baterías ultra finas que pueden moldearse para adaptarse a la forma del coche. En resumidas cuentas, la propia carrocería actúa como sistema de baterías, que se comportan como supercondensadores y reducen los tiempos de carga.
El problema de estos materiales es que en caso de romperse acarrean un elevado coste de reparación por lo caros que son. Por suerte, en el Institute of Technology están trabajando en la solución: una fibra de carbono que se autorrepara. Y no, no estamos bromeando. El deportivo monitoriza de manera constante el estado de los diversos paneles y, cuando encuentra pequeños desperfectos o daños, un sistema de micro canales los arregla. Si, nosotros también estamos sorprendido con esta innovación tecnológica.

https://youtu.be/z0gh6ZQIw3g